Ka Shan School

Tai-Chi Chuan • Qi-Gong • Choy Li Fut

El Tai Chi en pacientes con osteoporosis

Publicado por a 23 octubre, 2014

Suave, con constancia diaria, y sin realizar saltos. Esta es la receta para prevenir eventuales fracturas en pacientes que padecen osteoporosis, una enfermedad que provoca la desmineralización del hueso por un defecto en la absorción de calcio del organismo.

El ejercicio físico simple y técnicas de coordinación de tradición oriental milenaria, como el tai-chi, constituyen una perfecta profilaxis para la enfermedad y permiten sortear la probabilidad de las caídas y fracturas, según explicó ayer Avelino Ferrero Méndez, médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid).

Ferrero Méndez presentó ayer la ponencia Puesta al día en osteoporosis. Enfoque médico rehabilitador, en la última jornada del 48 Congreso de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef) que se ha celebrado en la capital grancanaria.

“Está demostrado totalmente, y desde hace tiempo, que el ejercicio en osteoporosis es fundamental para mantener la robustez del hueso y evitar su rotura”, señaló el ex presidente de la Sermef y jefe de la Sección de Columna Vertebral del hospital madrileño.

Según este especialista, la literatura científica permite establecer que “aproximadamente se puede reducir el riesgo de fractura entre un 30 y un 40 por ciento. Hay que convencer a la opinión pública de que lo que peor le va a la osteoporosis es el reposo y la inmovilización. Ese es el causante de muchísimos problemas”.

De forma que en la prevención del efecto más temido en esta enfermedad, la fractura, y también en sus rehabilitación, junto al tratamiento farmacológico y médico, el ejercicio es de obligada observancia.

“Yo a todos los pacientes les digo lo mismo: paseos diarios y frecuentes, sin saltos, para la osteoporosis generalizada. Y que es preferible hacer tres pasillos diarios en casa a que hagan cinco cada quince días. Hay otra osteoporosis, localizada, para la que la recomendación es de ejercicios de estiramiento, musculares”.

El especialista destacó, asimismo, que los hábitos de vida, el carácter hereditario y otros procesos metabólicos están aumentando en los hombres la prevalencia de la enfermedad, con más incidencia en mujeres.
Fuente: La provincia.